Asambleas de base 3er Congreso AHS

Un laboratorio para el arte

Texto y foto por Yahily Hernández Porto

Camagüey.- El debate de los integrantes de la sección de Promoción, de la Asociación Hermanos Saiz (AHS) en esta ciudad, reflexionó sobre el quehacer de esta organización dentro de sus predios y fuera de ellos.

La Casa del Joven Creador (CJC) espacio principal para el desarrollo, divulgación y visualización de la obra de los noveles talentos estuvo en la mira de agudos criterios, los cuales lejos de marchitar los logros de esta institución propusieron consolidar lo hecho en torno a que esta sea un laboratorio para la gestación.

Por eso no faltaron enfoques como los de la asociada Claudia Otazua Polo, -la nueva muchacha jefa de esta sección-, los cuales sugirieron que esta Casa no solo debe mantener su muy ambiciosa programación, sino que esta debe ser más atractiva para los propios artistas, a partir de su participación activa y liderazgo en los proyectos que actualmente se desarrollan y los que nacerán.

Y razón le sobra a la muchacha, pues para lograr una amplia y expansiva promoción no es suficiente con tener espacios y crear otros, sino que también se impone como necesidad enriquecerlos, repensarlos y liderarlos por los jóvenes talentos para llegar con sugerencias atractivas a un público diverso, el cual sabe degustar y distinguir las buenas propuestas.

Un desafió para la nueva dirección de la sección de promoción será sin duda transformar la manera en que actualmente se encausan algunas propuestas culturales de esta Casa, para que la promoción sea un hecho efectivo.

Crear proyectos que involucren a muchos artistas para evitar parcelas en la creación, pensarlos desde la colectividad e integrar el trabajo de todas las secciones en un propósito común; la promoción de la obra creadora, definen aquí el trabajo en los adelante no solo de los miembros de esta sección, sino de la organización en Camagüey.

Ante esta muy atinada sugerencia las palabras de Yoandris Ruiz Villalón, primer secretario del comité provincial de la UJC aquí, subrayó lo esencial que es que los asociados se sumen con proyectos interesantes y reveladores a la amplia programación de la CJC, en los que deberá prevalecer –insistió- la creatividad y calidad de las propuestas.

Otra de las temáticas que merecieron la atención de los creadores e invitados fue lo expuesto por el joven rapero Eliecer Velazco, quien se interesó por la imagen de la Casa y el impacto de los creadores más allá de sus muros tradicionales.

«Llegamos a comunidades distantes y de difíciles accesos con propuestas culturales muy cubanas, a través de proyectos socioculturales como Golpe a Golpe, Cine en los Barrios… sin embargo nuestra labor se afecta por la suspensión inesperada del transporte.

«Hay que velar -demandó- porque se respete la programación, para que no se suspendan los espectáculos en esas localidades, donde sus habitantes nos esperan».

Otra interrogante emerge como acicate ante las palabras de Eliecer, ¿qué respuesta recibirán los jóvenes artistas de las instituciones responsables, -a pesar de demandarlas ante la reiterada suspensión del trasporte-, las cuales deben velar porque los muchachos y muchachas lleven un buen espectáculo a comunidades que necesitan de una valedera muestra cultural cubana?



Yahily Hernández Porto

Periodista, corresponsal de Juventud Rebelde.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− cuatro = 1