10868059_929655247108372_4662477529655926661_n

Un almacén de imágenes que se consolida desde su contemporaneidad

Por Yahily Hernández Porto y Lázaro David Najarro Pujol
El cortometraje La profesora de inglés, de Alan González, obtuvo el Gran Premio Luces de la Ciudad, entre las más de cien obras en concurso procedentes de Cuba, República Dominicana, Argentina y Haití, que participaron en la XXV edición de la Muestra Audiovisual El Almacén de la Imagen, que transcurrió en Camagüey del 21 al 24 del actual octubre.

El jurado, presidido por el director y guionista de cine Fernando Pérez, destacó el cuidadoso tratamiento de la obra al explorar la intimidad y soledad de los personajes y además por la propuesta de un relato donde la crisis familiar desempeña un rol determinante en la sociedad de estos tiempos.
En animación el galardón fue concedido a los cortometrajes KM 0, de José García Gómez, y La venganza, de José Andrés Fumero, los cuales se distinguen por el uso creativo de la animación y por el empleo excelente de un discurso sencillo e imaginativo, desde una mirada irónica sobre litigados aspectos de la realidad cubana actual.

Asimismo en esta nueva edición del Almacén el premio a los mini cortos recayó en El regreso, de Geordanis Santana, y Fresa, de Claudia Ruiz, que sobresalieron por su vuelo poético y utilización efectiva y coherente de los diferentes recursos expresivos, en una narración breve.
En documental, Los amagos de Saturno, de Rosario Alfonso Parodis, mereció el máximo estímulo en su género, por el riesgo tomado al narrar las sutilezas de la vida cotidiana, explorar las relaciones humanas en un discurso que evade situaciones conflictivas y centrar la carga dramática en los elementos de la escena; y Violena Ampudia alcanzó el más alto escaño a la Mejor Ficción, por su obra La cabeza en el agua.
En la categoría de dirección, el premio correspondió a Maryulis Alfonso Yero, por la obra Sirenas; mientras que en guión La profesora de inglés, de Alan González, volvió a brillar.
En fotografía el laurel correspondió a Ernesto Calzado por París, puertas abiertas, y en edición a Pablo Méndez por Fuga.
En la categoría de dirección de arte sobresalió Tiznao, de Iván Carreira, y en las de música y diseño de banda sonora descolló Freddy Lafont, por su audiovisual Los ruidos.
El jurado también distinguió al realizador Rubén Rojas (Polski), la animación de Josué García Gómez (Km 0) y a José Andrés Fumero (La venganza).
Nuri Duarte Gutiérrez, jurado de la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños (EICTV), explicó que en esta XXV edición del evento la institución participó con 20 obras en los diferentes géneros.
Reveló que se confirió un Premio Especial al joven realizador Josué García Gómez por la obra Al, por su mirada personalísima y remarcada sobre las relaciones de poder y la apropiación de símbolos de uso cotidiano en un mundo sin tiempo específico, pero que siempre se encamina al caos y a la decadencia.
El Premio Pitching, La imagen del Almacén, que otorga financiamiento a proyectos de creadores jóvenes de las regiones cubanas central y oriental, y que se concede luego de la presentación durante la muestra a nuevos proyectos, recayó en el camagüeyano Miguel Darduy, del telecentro local.
La Muestra Audiovisual el Almacén de la Imagen, que llegó este año a sus 25 ediciones, consolida su presencia en el mundo del audiovisual contemporáneo y estimula la labor de los creadores noveles, tanto de Cuba como de otras regiones.
La edición 25 de El Almacén de la Imagen finalizó con un concierto dedicado al cine cubano,ofrecido por la agrupación Buena Fe, donde se interpretaron temas ya antológicos como Catalejo, Nacimos ángeles, No juegues con mi soledad, y otros de más reciente factura.



Yahily Hernández Porto

Periodista, corresponsal de Juventud Rebelde.


One thought on “Un almacén de imágenes que se consolida desde su contemporaneidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


uno + = 6