congreso-2015

Regresaron ya nuestros delegados

Desde horas tempranas en la tarde ya iniciaron los preparativos para recibirlos. A todo el que pasaba por los alrededores le era inevitable quedar sorprendido ante tanta algarabía.

Algunos, los más atrevidos, llegaban y preguntaban el porqué de tanta agitación. También estaba quien, sin saber que acertaba en su suposición, caía en lo cierto al asegurar que alguien importante llegaría en cualquier momento. Y no andabana errados: alguien muy importante estaba a punto de hacer entrada en la filial camagüeyana de la Asociación Hermanos Saíz.

Se trataba de los 34 delegados agramontinos que regresaban del X Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, cuyas sesiones se efectuaron en el Palacio de las Convenciones de La Habana del 17 al 19 del presente mes de julio.

“De veras fue un Congreso donde pudimos demostrar de lo que es capaz la juventud cubana, un Congreso a la altura de nuestros tiempos, como bien señaló nuestro Presidente Raúl Castro”, comentó muy emocionada Doraine Linares, quien iba en doble condición de representante de los jóvenes de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media y de las mujeres que se encuentran pasando el Servicio Militar Voluntario Femenino.

Por su parte la periodista Yahilis Hernández, quien estuvo presente en el Congreso en calidad de invitada, expresó sentirse muy complacida con lo analizado en cada una de las comisiones.

“La política cultural del país fue una temática que se analizó profundamente y varias fueron las estrategias planteadas para poder promocionar el talento local, el cual tanta necesidad posee de que sea conocido en cada uno de los territorios”, explicó.
A eso agregó que otro de los temas abordados con mayor fuerza fue le necesidad de hacerle frente a la banalidad y la cultura chatarra, esa que a veces absorbe en su totalidad a los jóvenes cubanos.

“Se habló en reiteradas ocasiones de la necesidad de fortalecer el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, el internet y las redes sociales como fuente de estudio, conocimiento, cultura e información para hacerle frente a ese fenómeno desde una perspectiva más inteligente”, agregó.

Según me reiteró en varias ocasiones durante nuestro breve intercambio, es la AHS de cada territorio una de las organizaciones que mayor responsabilidad posee en el cumplimiento de este aspecto.

Fue en ese momento donde me sentí orgullosa de ser camagüeyana, pues es aquí donde poseemos una AHS realmente fortalecida que cada día con sus accionar le hace frente resueltamente a la banalidad cultural.

Fue a ritmo de conga como se recibieron este lunes los delegados del X Congreso de la UJC en el portal de la Casa del Joven Creador, sede de la filial de la AHS aquí.

El cansancio del viaje no menguó las energías, y todos siguieron el ritmo, convencidos de que es partir de ahora el momento ideal para poner en práctica toda la experiencia adquirida.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


5 × cuatro =