DSCN0146

Prólogo de la Cruzada...para que no se pierda el epílogo

Foto: Alejandro González Bermúdez

Ningún espacio físico de las instalaciones que comprenden la Casa del Joven Creador y la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de Camagüey quedó fuera de la inauguración aquí, este domingo en la noche, de la XIII edición de la Cruzada Literaria.

La apertura de ese evento de peregrinaje de poetas y trovadores en busca de sus públicos, tomó cada escenario de la Asociación para, más que un comienzo formal de las actividades de los cruzados, hacer de esta inauguración un espectáculo en sí mismo. Espectáculo donde literatura, música, artes plásticas y escénicas conformaron un sistema puesto en función de brindar una muestra de la creación artística juvenil en el territorio.

El acto número uno correspondió, por lógica cortesía, a la literatura, y estuvo a cargo del grupo de narradores orales Catalejo de Cuentos. Luego de la lectura de tres textos, las luces siguieron al presidente de la AHS Yunielkis Naranjo Guerra, quien dio la bienvenida a los 69 participantes de este año.

A la literatura siguió la plástica; y qué mejor nexo entre ambas manifestaciones que la poetisa Mariela Pérez-Castro, quien, con ritmo de versos, presentó sus palabras al catálogo de la exposición colectiva Con los ojos de todos, en la cual cuatro artistas miembros de la AHS (Yarienny Ramírez Pestana, Iván Carbonell Guerra, Andy Pérez Rojas y Alexander Hernández Alonso) unieron ocho de sus obras dedicadas al Comandante en Jefe, como homenaje por su cumpleaños 90.

El tercer momento ya salió de los predios del Café Literario La Comarca y subió hasta el Balcón de las Artes donde le trovador Harold Díaz Pedraza ofreció una de sus conocidas descargas. Más avanzada la noche y para finalizar, llegó la hora del teatro con la presentación del conjunto La Isla Insólita y su pieza Noventísimos, puesta en la escena de la Terraza Arte Joven.

Lo que bien comienza, bien termina: así dice la sabiduría popular. Con este prólogo con que se ha presentado, usted, lector, persona sabia, no se perderá entonces  ni el desarrollo de la trama ni el epílogo de esta decimotercera Cruzada Literaria.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ ocho = 17