74472200_436559756998913_5431967709027893248_n

Porque la literatura nos salva…

Foto: Alejo Rodríguez.

El Café Literario “La Comarca”, fue el espacio escogido para culminar la Vigésimo Quinta edición del Premio Nacional y Evento de Literatura Emilio Ballagas con la música del Quinto de Cuerdas “Santa María Excorde” y la oportuna lectura de la lírica de excelentes escritores como María Liliana Celorrio, Virgilio López Lemus, Rubén Faílde y Oscar Cruz.

Con este certamen, se honró al poeta, ensayista y periodista Emilio Ballagas, quien fuera uno de los hombres más destacados del siglo XX por su quehacer intelectual, proyección ética y condición de cubano, este premio literario, en esta oportunidad dedicado a la poesía, reunió a exponentes del género de varias provincias del país y ganadores de las pasadas ediciones.

Camaguey, cuna del poeta y de la literatura cubana, se convirtió en escenario de un evento que rememoró no sólo al arte de las letras que salva nuestra cultura y nuestra memoria, sino que celebró nuestras más genuinas tradiciones campesinas a través de la décima y el repentismo, porque la literatura y la poesía oral improvisada han estado unidas desde siempre a las necesidades estéticas del hombre y sus orígenes.

En la noche de clausura el jurado otorgó por unanimidad una mención a la obra “La torcida raíz” del autor Domingo Peña González por el manejo eficaz de las estrofas clásicas y esa mirada personal y ocurrente sobre el imaginario insular.

El Gran Premio fue merecedor para la autora santiaguera Lizeth Portuondo Vega con su obra “Notas Léctivas”, un conjunto de prosas con marcada unidad estilística, poder síntesis, uso del cinismo, humor y subversión del discurso poético, resultado final de su cosmovisión como mujer creadora.

De esta forma finalizó un concurso que acompañado además de un concierto estelar de la agrupación camagüeyana Rumbatá en la Terraza Arte Joven de la Asociación Hermanos Saíz dejó abierta la convocatoria para la próxima edición del Premio Emilio Ballagas, para transmitir y reconocer lo bello de la palabra hecho por noveles y consagrados de la literatura cubana.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis + = 8