Sin título-1

Por el camino de “Sendas”

Llegué a la filial camagüeyana de la Casa del Joven Creador a las 9:00 de la noche con la expectativa de vivir un momento único en la historia de la Asociación de Hermanos Saíz: la presentación del primer Periódico impreso “Sendas”, el cual recoge con autenticidad y en tan solo 8 páginas, el arte hecho por los jóvenes en función de su pueblo y de una villa principeña, que es orgullo insigne por sus valores patrimoniales y su memoria histórica.

La noche transcurrió en el Café literario “La Comarca” entre la voz melódica de Laura Rodríguez acompañada por Enrique López en la guitarra, las historias de Adolfo Silva- mi profesor estrella de la Facultad de Periodismo- y la algarabía de varios corresponsales de prensa de las distintas provincias del país que celebraban los 45 años de la Agencia Cubana de Noticias (ACN)

Escuché con atención las palabras inciales de Yanetsy León, periodista del Periódico Adelante, reconocida sus críticas agudas y oportunas; y en esta nueva edición asumió y defendió una vez más una postura que demuestra una actitud vital en temas como la absurda colocación de una iluminaria redonda, llena de pinchos, sin formas ni sentido en el entorno citadino declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Sus ideas expuestas magistralmente en “Pinchos al Patrimonio”, uno de los artículos del ejemplar trimestral, denotan la necesidad de reconocer la insuficiencia de nuestro trabajo y de celebrar nuestros logros, con el propósito de superarnos y trazarnos nuevas metas.

Enseguida comencé a hojear el material que tenía en mis manos, y me detuve también en el artículo “Memorias de la Feria del Libro de Camagüey o de vuelta a casa” de la camagüeyana Martha Acosta Álvarez, ganadora del Premio Iberoamericano Julio Cortázar, en él nos relataba sus vivencias en la Carpa de la Reina, espacio donde la AHS desarrolló distintos eventos de la Feria del Libro Cuba 2019 y en donde compartió dos de sus libros con el público camagüeyano: “Pájaros Azules”( Casa editora Abril,2018) y “El olor de los cerezos y otros cuentos”( Letras Cubanas,2018).

Después de leer su crónica tuve la absoluta seguridad de que nos encontrábamos ante una de las promesas de la literatura cubana actual y que yo sería una fiel amante de su narrativa.

La música también encontró su momento en “Sendas” acercándonos a “Eliecer, el rap y el corazón” a cargo de Adolfo Silva Silva, en una entrevista a Eliecer Velazco Cabrera, artista y Jefe de Sección de Música de la AHS, sobre  la supervivencia del rap en una industria musical competitiva, donde es necesario  abatir los prejuicios que han circundado la subcultura peyorativa y discriminatoria asociada al género.

“Sendas, es la oportunidad de conocernos y reconocernos mejor entre los asociados”, expresó su editora Yanetsy León  y al concluir la presentación del periódico, descubrí por primera vez a una organización que crea espacios para lo mejor del arte y la vanguardia intelectual de este país y quedé con muchos deseos de que llegara julio para seguir el camino de “Sendas”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− tres = 6