mail.google.com

Para traquear el Rap en Cuba

Texto: Yahily Hernández Porto y Claudia Otazua Polo

Camagüey.- El hip hop en Cuba, tal cual las tendencias culturales que han influido en la nación, se asume como un género y un arte de resistencia, interpretado generalmente por jóvenes en toda la nación.

Una y otra vez quienes defienden este estilo musical en la Isla, buscan los modos de promocionarse, de intercambiar entre los creadores raperos y de estos con un público fiel, en espacios que, aunque disminuido por doquier, aún sobreviven a la apatía de instituciones culturales, las cuales deben promover y atender el desarrollo de este estilo musical.

Uno de esos espacios más seguidos por raperos cubanos es sin duda el Festival Nacional de Rap Trakean2, el cual, nacido del empeño sostenido de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), no solo selló una jornada en esta ciudad legendaria cargada de emociones y también de insatisfacciones para los noveles cultivadores del género, sino que se distinguió por una participación activa de la mujer cubana rapera, fenómeno prácticamente silenciado en la geografía nacional.

Las féminas atrevidas y muy curiosas pusieron la nota, el verso, la poesía… a un evento que hasta el momento era tomado -salvo excepciones- por los masculinos.

Yamay Mejías Hernández, “La Fina”, quien es una de las damas más populares del género en Cuba expresó que Trakean2 es un espacio necesario, en tiempos en el que las citas para promocionar esta música y sus tendencias han desaparecido como por arte de magia.

Agregó la joven de 31 años de edad, que si para los hombres, dueños hasta el momento de esta tendencia en Cuba, es difícil promocionarse, las mujeres corren igual o peor suerte. «Todo cuanto se haga por el género en Cuba tiene que tener en cuenta a las féminas, aunque seamos pocas», acotó.

En igual línea de pensamiento, Yaimel Camps López, de 27 años de edad, subrayó: «Las mujeres tratamos de imitar a los hombres raperos y copiamos así su gestualidad, cuando lo que deberíamos es mantenernos contra viento y marea por encima de las críticas sociales, en nuestro roles; ser femeninas ciento por ciento. Nadie tiene el derecho -subrayó- de excluirnos», sumó la también vocalista del grupo Renovación Urbana, de la Agencia Cubana del Rap.

Un caso sui géneris dentro de los cultivadores del género en Cuba, lo es sin duda Luz Cristina Despaigne Garrido, quien agradece a TRakean2, a Camagüey y muy especialmente a la AHS en Cuba, la posibilidad de reconcentrarse así misma como una rapera de pura sangre; muy cubana.

Con 58 años de edad, la señora del Rap en Cuba, encontró gracias a este género un universo nuevo que le enseñó a sentir orgullo de lo que es y sobre todo a respetarse; a hacerse valer como mujer. «Si los organizadores de TRakean2 nos tienen en cuenta, ¿por qué no hacen lo mismo quienes dirigen los pocos eventos que quedan dedicados al Rap en Cuba?», se cuestionó, al tiempo que este trío de muchachas coincidió en que el género requiere de letras más profundas y objetivas que denuncien y reflejen la sociedad circundante, desde un contenido certero, valedero, que renuncie, «a expresiones groseras y nunca a las populares; elemento que caracteriza a los hombres y mujeres de esta tierra», argumentó la experimentada Cristina.

POR UN SOPLO DE RESPUESTAS

La presente edición de la muy movida cita agramontina ha constituido un espacio renovador en torno a las tendencias del Rap en Cuba y de promoción de expresiones culturales alternativas asociadas al género.

Polemizar y reflexionar en torno al estado actual del movimiento del Hip y Hop, y la atención que se le brinda para su promoción en Cuba, fue plato fuerte y punto de partida para un Trakean2 que por el momento anda viento en popa y toda vela, al ratificarse como un escenario alternativo y de resistencia.

El evento, ambicioso en su concepción, al trascender los tradicionales muros de la camagüeyana Casa del Joven Creador -única de su tipo de referencia en Cuba-, también generó en su dinámica sustantiva, durante sus secciones teóricas, agudas críticas y autocríticas lideradas por los más de 30 artistas participantes.

En el acontecimiento cultural, el cual se espera por muchos en Camagüey, los debates rozaron la crudeza, pues los jóvenes volvieron a la carga, ante los oídos sordos de decisores culturales en la Isla, al reconocer la necesidad de ejercer un rol más activo en su propia promoción y la función que debe desempeñar la Agencia Cubana del Rap, para transformar esta realidad en Cuba.

Ambos tópicos, referidos hasta el cansancio en ediciones anteriores, aún no encuentran respuesta viables en quienes deben velar por el desarrollo y protección del Rap en la nación. Lamentablemente el acontecimiento rapero careció, como de costumbre, de la participación de instituciones y decisores responsables, quienes tendrán que gestionar las respuestas a las inquietudes planteadas por los artistas.

De las insatisfacciones dentro del movimiento del hip hop cubano, esencialmente sobre la falta de espacios para presentaciones o de posibilidades de comercialización, la mayoría de los asistentes coincidieron en que todavía se carece de calidad en las propuestas musicales y gestiones para la divulgación.

Al respecto, el santiaguero Omar Planos pulsó en la llaga que más duele: «Para transformar lo que hacemos, entendido como crear con mayor calidad, hay que preparase y superarse, pero a la vez -reitero- cómo lo hacemos si no existe una proyección institucional, salvo la que posee la AHS. Qué bueno que en Camagüey existe este evento, que gana prestigio y oxigena al género», apuntó.

En tanto, el cienfueguero José Antonio Montes, artista de la plástica devenido graffitero amante del hip hop, señaló que el movimiento del Rap pierde espontaneidad en la manera de expresar su arte y creación. «Somos pocos y si quienes se interesan por el género no encuentran escenarios, entonces no andamos bien», dijo al tiempo que agregó: «TRakean2 es ejemplo de voluntad y aunque hay que enriquecerlo, lo cierto es que llega a lugares e instituciones que nos reciben con satisfacción».

Y es que como afirmó Rafael Sotero Águila, el evento agramontino tiene por esencia un enfoque social y comunitario, que permite al artista intercambiar con su gente de pueblo.

Bienvenido entonces Trakean2, sus autenticas Peleas de gallo; aglutinadoras de pueblo y fans, que no renuncian a vibrar junto a él.



Yahily Hernández Porto

Periodista, corresponsal de Juventud Rebelde.


2 thoughts on “Para traquear el Rap en Cuba

  1. Yunielkis Naranjo Guerra

    Un evento que sin dudas escribió una página más de la historia del hip hop en Cuba, Trakean2 se ha convertido en n espacio indispensable para esa cultura. Camagüey se honra con apoyar el movimiento rapero, donde jóvenes se empeñan a que sean reconocidos por las instituciones, una batalla que apenas comienza.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis − = 2