pintar-para-cuba

Para pintar Cuba...

La AHS, organización que agrupa a los jóvenes creadores del país posee como principal propósito, al igual que la Casa del Joven Creador, la promoción del quehacer artístico de los más frescos talentos cubanos. Camagüey no es la excepción.

La sede agramontina tiene como su mayor razón visualizar en los diferentes espacios culturares del territorio la obra del joven creador. En ese sentido giraron las más de quince intervenciones efectuadas por los integrantes de la sección de Artes Plásticas en su asamblea previa al III Congreso de la AHS en el país.

En el debate, los pintores noveles no se conformaron con una promoción permanente en los diferentes medios de comunicación tradicionales, sino insistieron en utilizar con mayor inteligencia y asiduidad los nuevos escenarios que proporciona la red de redes.

«No es suficiente la promoción de nuestra obra; hay que virarse, y con deseos, hacia los medios alternativos y los espacios que existen en la web», insistió Chuli Herrera, creador que expuso recientemente en la Bienal de La Habana su proyecto Cielo.

En esa línea de pensamiento, otra de los puntos donde la dirección de esta organización de vanguardia debe consolidar su trabajo fue señalado por Leonardo Pablo Ramírez, pintor, quien abogó por velar con celo por la calidad de la obra que se expone en las galerías agramontinas, más allá de la Casa del Joven Creador.

«La AHS debe incorporar urgentemente a su quehacer artístico a curadores de trayectoria reconocida, para defender con buenas curadurías profesionales la calidad del proyecto joven, que compite con renombrados artistas para espacios similares», expresó. Seguidamente recalcó: «Esa calidad será el principal incentivo del creador, que encontrará el camino para pintar su mundo, su entorno: Cuba».

Para que los salones de plástica lleguen a todo los creadores jóvenes, mucho aún debe perfeccionar la AHS. En este debate trascendió, además, la necesidad de crear catálogos promocionales de proyectos profundos e interesantes, seleccionados desde la profesionalidad y la calidad de la obra del autor. «Por eso la importancia del curador», insistió Leonardo.

La urgencia de buscar también modos atractivos de atrapar la mente y la disposición del creador para los eventos provinciales no quedó olvidada por los jóvenes pintores, quienes se pronunciaron por crear premios en metálico, además de los reconocimientos morales, que incentiven pintar.

Yara Ramírez Pestana, quien fue ratificada por sus compañeros como jefa de esta sección, apuntó: «Pensar las acciones en colectivo, para transformar la manera en cómo hoy promocionamos la obra de los creadores, sería puntal para consolidar nuestro trabajo». Y seguidamente subrayó: «Pero no siempre es así, porque esta preocupación colectiva no todo el tiempo se asume responsablemente por todos. Hay que ponerle una buena dosis de interés personal y colectivo a todo lo que hagamos en lo adelante».

«Que cada quien —sumó Alexander Hernández— se preocupe por cómo, dónde y cuándo se proyectará y promocionará su obra. Este debe ser el abc de cada artista».

Cuánto hay de vital para entender el camino que aún debe transitar la AHS en Camagüey, su consolidación y trasformación permanente, fue desbrozado por el artista Yanel Hernández: «Nuestra organización debe estrechar vínculos con el resto de las instituciones culturales del territorio para que nuestros proyectos no queden atrás, pues aún es muy difícil a los jóvenes pintores exponer sus obras en galerías de renombre o en instituciones que ya demandan de ambientación».

Tal vez, como expresaron varios de los noveles, «convocar concursos sería un buen instrumento medidor y valedero para dilucidar entre la pintura chatarra y aquella de elevada calidad».
Yanixis Carrasana Carballo, funcionaria del PCC, quien presidió esta activa asamblea, convocó a trabajar en lo adelante con el empuje de todos los jóvenes creadores, y desde la planificación coherente y objetiva de todas las acciones culturales.

«No puede quedar un artista sin promoción y que brillen desde la calidad de sus proyectos los mejores entre los mejores», insistió.



Yahily Hernández Porto

Periodista, corresponsal de Juventud Rebelde.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 1 = seis