Ni lema ni eslogan…

Sumario: La Feria Internacional del Libro, en Camagüey, estrena textos de gran valor literario e histórico. El certamen cultural llegará a más de 50 instituciones del territorio. La esperada Carpa de la Reina; -liderada por la Asociación Hermanos Saíz-, tendrá especiales presentaciones, así como invitados noveles de varias partes del país.

El motivo principal del ajetreado andar de artistas, intelectuales y escritores, y lectores de todas las edades, en esta ciudad, es la esperada 28 edición de la Feria Internacional del Libro, Cuba 2019, la cual abrirá sus puertas del 6 al 10 del presente mes, -con sede principal en el Casino Campestre-, con el estreno de espacios donde decidirse por un título, entre los más de trecientos que estarán a disposición de los agramontinos y agramontinas, no será cosa fácil, en la Cuna de la Literatura Cubana.

Así lo dio a conocer a JR Yunielkis Naranjo Guerra, director del Centro Provincial del Libro y la Literatura aquí: «Esta manera de identificar a la provincia no es eslogan ni lema, sino una intención colectiva, la cual responde a una profunda tradición de pueblo, que le imprime a esta comarca de pastores y sombreros, -al decir de Guillén-, un halo especial por la literatura.

«Es un derecho -argumento- que tiene esta ciudad y su gente por su trayectoria histórica y cultural, y no solo por haberse escrito aquí la primera obra literaria de Cuba, Espejo de paciencia, sino porque en esta urbe nacieron poetas como Gertrudis Gómez de Avellaneda, Aurelia Castillo de González, Ricardo Escardó, Nicolás Guillén —Poeta Nacional de Cuba—, y Luis Suardíaz, entre otros muchos escritores de todas las épocas, quienes salvaguardan la tradición», aseveró.

Aseguró que actualmente las nuevas generaciones de escritores mantienen viva la creación literaria, la cual transciende la geografía por su calidad, actualidad y diversidad temática, y de géneros literarios. «Camagüey cuenta con jóvenes escritores e investigadores que aseguran el futuro en materia de poetas, ensayistas e investigadores», subrayó.

Se conoció además que muchas son las actividades que desarrollará el masivo certamen cultural, el cual trascenderá sus muros, pues  habrá debates teóricos en el Centro de Interpretación del Patrimonio (La Maqueta), y de manera colateral se efectuarán paneles, presentaciones y ventas de libro en más de 50 escuelas, centros laborales, comunidades, hospitales y locales penitenciarios, de toda la provincia.

Evelin Queipo, directora de Ácana, aseguró que la Feria en Camagüey podrá visitar los tradicionales espacios como el Pabellón Infantil, La Nave de los Locos; para la poesía, el Café Literario La Comarca, para encuentros de escritores y debates teórico-literarios, y la muy esperada Carpa de la Reina; -liderada por la Asociación Hermanos Saíz-, la cual tendrá especiales presentaciones, así como invitados noveles de varias partes del país.

LOS ESTRENOS DE ÁCANA

Varias son las sorpresas con la que se estrena Ácana, editora local que no deja de sorprender a su público fiel, en esta 28 edición de la Feria Internacional del Libro.

Esta vez el muy codiciado texto, El libro de los refranes, de tomás Álvarez de los Ríos, permite encontrar una guía completa y abarcadora de refranes que forman parte de una identidad que traspasa las fronteras de nuestro país, por el interés, pasión y sabiduría que encierran las cortas líneas de los llamativos «proverbios» criollos.

Sorprende también Cuadernos de historia principeña 16, de la investigadora Elda Cento Gómez, quien con sagaz pluma e intencionalidad coherente con el deseo de conocerse los más mínimos detalles de la historia local y regional de esta geografía, desempolva saberes ocultos en esta publicación periódica, que entre sus muchas virtudes también destaca por insertarse desde su contenido novedoso y universal dentro de las prioridades literarias de investigadores de otras regiones e idiomas interesados en temas cosmopolitas.

Otro texto de lujo resulta Siete piedras en tu nombre, el cual promueve una reflexión acerca del abuso y el encierro, ya sea físico o psicológico.

Sus historias nos llegan de la maestría de Maykel Paneque, quien cuenta relatos en las que la violencia, la asfixia y la paranoia arremeterán contra criaturas que padecen el odio y la humillación, la furia ciega y el tormento.

Valioso son los textos de La furia de los vientos, en su quinta edición; de Pedro Armando Junco, y Lluvia de oro, de Mohamed Sari.

El primero nos recuerda el estremecedor episodio ocurrido el 9 de noviembre de 1932, en el poblado de pescadores de Santa Cruz del Sur, tras el paso del evento climatológico más impactante y catastrófico de la historia de Cuba, El Ciclón del 32.

Armando Junco nos invita, a través de testimonios de sobrevivientes y de una minuciosa investigación de época, a valorar la capacidad humana para superar tragedias.

La nueva edición del imperecedero volumen, -ahora favorecido con revelaciones de lo que fue el huracán Paloma, en 2008-, deja en quien se adentra en sus páginas, un sentimiento de profundo respeto y admiración por quienes supieron sobreponerse a tanta pérdida familiar, material y económica.

Lluvias de oro, nos llega como un regalo literario, el cual, al decir del destaco intelectual cubano, luis Álvarez Álvarez, Premio Nacional de Literatura 2017, «… está marcada por nuestra contemporaneidad y constituye un valiente, cuanto hermosísimo alegato contra la violencia en todos sus matices…. … Sari defiende un humanismo profundo, dispuesto a la defensa de lo más legítimo de la cultura argelina, pero ciertamente también del acervo de valores del planeta.».

UNA FERIA TAMBIÉN DIGITAL

Y desde las nuevas tecnologías la gran fiesta de la literatura también se dinamiza y multiplica en Camagüey, pues la exposición transmedia, Diez libros que estremecieron al cine, en la Galería QR del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, abrirá el próximo jueves la cartelera que el Proyecto de Fomento de la Cultura Audiovisual El Callejón de los Milagros.

El principal coordinador de este espacio cultural digital, Juan Antonio García Borrero, explicó que el propósito fundamental de esta iniciativa y del proyecto es estimular el espíritu crítico y la capacidad de innovación individual en los usuarios.

Una decena de posters con sus respectivos códigos QR integrarán la exhibición, y al ser escaneados por los usuarios con sus dispositivos móviles remitirán a textos digitales con información de las películas y de los volúmenes.



Yahily Hernández Porto

Periodista, corresponsal de Juventud Rebelde.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 3 = seis