Reunión de sección 3er Congreso AHS

Más que la primera puerta

Texto y Foto: Yahily Hernández Porto

Camagüey.- «Los jóvenes asociados no explotan todo el universo de posibilidades que posee la organización y además desconocen las oportunidades de superación, promoción e incluso profesionalización que ofrece la Asociación Hermanos Saíz (AHS)», citó el informe presentado por los miembros de la Sección de Música a la asamblea que evaluó cerca de tres años de labor de los noveles talentos.

Así inició la cita juvenil que no se conformó con lo hecho, sino que fue más allá, pues visibilizó las inquietudes de los creadores, quienes tienen la responsabilidad de seguir defendiendo la música más autóctona de la cultura cubana, pero desde acordes con aires de contemporaneidad.

Evelio Amores Pimentel, cantante quien hasta hace muy poco se le veía en el proyecto socio-cultural Golpe a Golpe, y orgulloso de haber transitado por este grupo de osados jóvenes, -que desafían todas las inclemencias del tiempo y las distancias para llevar un arte valedero a comunidades de difíciles accesos-, ha madurado profesionalmente y ahora habla con alegría de su nuevo proyecto.

«La AHS es como una escuela que forma al joven para alcanzar sus sueños. En mi caso –aseguró- tres años he demorado para “cocinar” mi proyecto: Ire y la Velocidad, el cual la AHS aplaude y apoya hasta el final».

Lo revelado por este bolerista y amante de la música cubana muestra que la AHS es una organización que no deja de repensarse y que abraza a todo aquel que presente proyectos que defienden lo que a todas luces es la médula y corazón de una nación; su identidad.

Muy a tono con este enfoque el consagrado músico y trovador local, Harold Díaz Pedraza, al comentar su visión de lo que siempre debe defenderse en la AHS como organización de Vanguardia de los artistas jóvenes, dejó por sentado el principio de la selectividad.

«A Evelio le ocurrió algo muy parecido a mí, pues él tuvo que madurar y luego crearse su proyecto. Lo cierto es que donde hay buenos proyectos siempre habrá puertas donde tocar, las cuales se abrirán. La AHS no es solo la primera puerta, sino la casa que nos acoge y forma, y luego nos promociona para crecer profesionalmente», valoró.

En esa misma línea de pensamiento las palabras del atrevido e innovador Rademar Yzaguirre Vázquez, D-J de música electrónica, llegaron como anillo al dedo para un debate que enriqueció lo que en lo adelante constituirá estrategia de trabajo para los integrantes de la Sección de Música, liderada por el rapero, Eliecer Velazco Cabrera.

«Hay que aumentar la participación de los asociados en los proyectos de la casa y fusionar peñas que nos integren más», propuso, al tiempo que su compañero, el rapero Felix Leandro Ramírez Cabrera (El Padrino), subrayó, «aún no soy asociado, pero estoy aquí aprendiendo y participando de las actividades de la Casa del Joven Creador (CJC), para cuando esté listo presentar mi propuesta», aseguró.

El Padrino prosiguió en su intervención, «debemos apoyar a nuestra Casa con nuestra participación en las actividades, para que no solo siga siendo la mejor, sino porque nosotros somos la Casa».

Si algo quedó delineado en esta Asamblea fue la proyección con la cual debe trabajar esta sección: en la superación e integración de los asociados a través de sus peñas, eventos y proyectos, para continuar creciendo profesionalmente y aportar más a la programación de su Casa; para que la AHS mantenga el prestigio del que hoy goza en toda la provincia de Camagüey.



Yahily Hernández Porto

Periodista, corresponsal de Juventud Rebelde.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − 1 =