“MÁS” fotografías.

Soy una fiel amante del arte, siempre me he definido de esa manera – aún lo hago-, adoro la sensación de sumergirme en mundos abstractos, en el minimalismo de una imagen, la sensualidad del trazo, la carga de colores, las líneas contrapuestas, el romanticismo de un retrato eclético y provocador.
Las artes plásticas me han transportado siempre a ese estado de éxtasis, pero al llegar a la Galería Gestos del Café Literario “La Comarca” de la AHS para la inauguración de la exposición colectiva “Más” el pasado sábado 20 de abril, descubrí una nueva forma de expresión que resumió en imágenes fotográficas las tendencias pictóricas tradicionales como el desnudo, el paisaje, la naturaleza muerta, el retrato, el costumbrismo y las tradiciones folklóricas de nuestra identidad que tanto he apreciado.
Al decir de Ernesto Escobar, curador de la muestra,“todo cabe en la fotografía, porque es una herramienta que enriquece el espectro creativo del artista sin dejar de hundir sus raíces en la milenaria tradición de las artes visuales universales”.
Y es que en sus inicios, a mediados del siglo XIX, la fotografía como fenómeno tecnológico se convirtió en el cronista histórico de su tiempo y el pintor perdió esa función político-social que practicaba para su subsistencia y surgió entonces el arte de acuerdo a su utilidad estética y práctica, para dar paso así a la fotografía como un fenómeno artístico.
Las más de 20 piezas presentadas en la exposición “Más” convocada por la Casa del Joven Creador en Camagüey, un evento colateral de la Bienal de la Habana 2019, unió a las tendencias académicas tradicionales con la fotografía conceptual abstracta.
La muestra es sin dudas un paneo de reflexión sobre el devenir humano que comienza con el regodeo de la naturaleza y el valor creativo de la maternidad, capacidad reproductiva de la mujer, el inicio del conocimiento, el origen de todo, el árbol de la vida.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 − = cuatro