OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La AHS: Un espacio de protección del arte verdadero

Foto: Yahily Hernández Porto

«La Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Cuba es un lugar donde convergen y fluyen los noveles talentos que defienden, desde su quehacer auténtico y genuino, las tradiciones cubanas», dijo el afamado cantautor Raúl Torres durante su concierto íntimo y exclusivo ofrecido a las nuevas generaciones de trovadores, en el Café Literario La Comarca, de la camagüeyana Casa del Joven Creador (CJC) —única de su tipo de referencia en Cuba.

Como parte de su homenaje al Camagüey legendario en sus 502 Aniversario de fundado —el 2 de febrero de 1514— Torres desarrolló una intensa jornada de encuentros y conciertos, en la cual los más jóvenes trovadores interpretaron sus piezas ante el destacado artista, en la
CJC.

En el café La Comarca, el prestigioso músico aseguró a la prensa «que la AHS es además un espacio de protección, una especie de monasterio de los proyectos de los artistas que apuestan por el arte verdadero», confirmó.

«Es una suerte contar con la AHS —aseveró— para que lo jóvenes cubanos no detengan su creación, quienes además combaten permanentemente, se enfrentan al muro del mal gusto y se imponen con sus creaciones en todas las especialidades del arte a barreras muy difíciles de vencer» —subrayó.

Esta lucha contra lo trivial y lo banal en el arte —afirmó el autor de Candil de Nieve— ha sido de muchas generaciones de jóvenes artistas y la diferencia con las anteriores —explicó— es que la actual es mucho más encarnizada por el contexto en el que se desarrolla: «porque el auge vertiginoso de las tecnologías que desenfrenadamente despliegan una cultura anti-genuina nos reta a preservar la auténtica, cultivarla y promocionarla creativamente», reflexionó.

Sumó que el país atraviesa un escenario complejo y difícil referido a la obra auténtica y genuina que en él se crea, debido a que los medios audiovisuales, en alguna medida, han abaratado el arte de calidad a la vez que dimensionan y una anti-obra, —si se le pudiera llamar así—, de muy mal gusto y de pésima calidad.

«Los medios de comunicación masiva vienen generalizando esos productos a un público diverso y en medio de ese escenario, de esa ola anti-creadora, la AHS, sus asociados y creadores, se alzan como una alternativa de resistencia.

Expresó su satisfacción por tener en el país una organización que aglutina a la vanguardia artística juvenil: la AHS; y la felicitó por su XXX Aniversario de creada, el cual se cumplirá el próximo 18 de octubre.

Agradeció a Camagüey por ser un territorio que lo ha acogido como un hijo. En esta ciudad —agregó— siempre trato de tener un encuentro con los jóvenes de la AHS, por palparse aquí un hervidero de trovadores que no renuncian a su música ni a su guitarra.

En su concierto exclusivo con asociados y público de la AHS en Camagüey, Raúl Torres interpretó antológicas piezas como Café Bombón, Que te quiero, Miedos, Candil de Nieve, y su muy tarareada y coreada, 20 canciones de amor y un poema desesperado.

Ante un público que también se deleitó con las presentaciones de proyectos locales de prestigio como Punto de Giro, dirigido por Harold Díaz, de trovadores consagrados como Reynaldo Rodríguez, director del proyecto Hierro y Cristal, y de las interpretaciones de los adolescentes Juan Pablo y Nelson Daniel; quienes regalaron piezas como Experiencia
y Seguirte amando, Torres confesó que su música, su obra en general, también está influenciada por géneros brasileños como el samba y el bossa-nova y otros andaluces, que lo hacen ser un cantautor versátil, pero a la vez muy cubano.



Yahily Hernández Porto

Periodista, corresponsal de Juventud Rebelde.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 − = seis