foto1

Joven escritora rescata la visión «guilleniana» de lo urbano

Camagüey.—La joven investigadora Yanetsy León González, premio Calendario 2013, en su ensayo «Nicolás Guillén: Un cronista retrata la ciudad», rescata desde valoraciones, juicios y argumentos profundos, una tesis novedosa, un enfoque singular del periodismo de Guillén el cual, a decir del notable intelectual cubano Luis Álvarez Álvarez, es un aporte indudable para la cultura nacional, porque desarrolla «los estudios de Espaciología literaria que apenas han comenzado en nuestro país».

La también miembro de la AHS y periodista del semanario Adelante de esta provincia, quien en 2011 mereció el Premio Nacional de Periodismo Cultural Rubén Martínez Villena, otorgado por la AHS, rescata una cuestión entrañable para la cultura cubana: la visión guilleniana de lo urbano a partir de un riguroso estudio de 28 crónicas de 21 ciudades de 11 países de América redactadas por el Poeta Nacional.

El texto-ensayo, presentado recientemente en la sede de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) de Camagüey, aborda un tema apenas investigado dentro de la nutrida obra periodística de Guillén.

«La joven investigadora —subraya Álvarez Álvarez— analiza el copioso periodismo del Poeta Nacional».

Se trata de un ensayo periodístico, editado por la Casa Editora Abril, donde Yanetsy León estudia con exquisitez las descripciones hechas por el poeta cubano en Venezuela, Colombia, Brasil, Cuba y México y otras ciudades más, donde, curiosamente, Nicolás Guillén nunca fue reportero, pues en ellas cumplió otras funciones diplomáticas culturales, lo cual hace pensar cuán presente tenía Guillén el ejercicio reporteril en su cotidianidad.

«Nicolás Guillén acude a él mismo como fuente periodística, a su percepción», expresó Adolfo Silva, prestigioso periodista de la Agencia de Información Nacional (AIN), y presentador del texto.

«Para Guillén la ciudad era importante, y en sus crónicas lo deja muy claro —apuntó Silva—. La autora brilla porque acentúa cómo él durante su ejercicio reporteril no trata de ver una ciudad muerta ni un conjunto arquitectónico vacío, sino la interrelación entre el hombre y la ciudad y cómo vive este.

«No hay dudas —aseguró— de que existe una gran interrelación entre un hombre y su ciudad, y su hábitat, y eso es lo que buscó Guillén, y es eso lo que investigó León González», enfatizó.

«El estudio de Yanetsy León —recalcó Adolfo Silva— es también un llamado al uso que tuvo en Cuba una tradición de la descripción en el ejercicio profesional periodístico. No se trata de perder tiempo ni robar espacio, sino todo lo contrario: dar una visión informativa y amena», agregó.

«La vigencia del aporte de Yanetsy León, máster en Cultura Latinoamericana —reafirmó el también profesor Silva— es que nos enseña y pone a pensar a las múltiples generaciones de periodistas sobre la importancia de la descripción para el periodismo contemporáneo y de todos los tiempos».

Refirió que «la descripción, una de las categorías del estilo, junto a la narración y el diálogo, debe integrar el reportaje, según especialistas; pero lamentablemente casi está ausente de los textos periodísticos cubanos contemporáneos».

La obra de la joven Yanetsy no posee solo una importancia local. No hay dudas de que «Nicolás Guillén: un cronista retrata la ciudad» posee una trascendencia nacional, porque se inscribe en los estudios científicos y periodísticos sobre el notable intelectual cubano, que son muy pocos, si se compara con el trabajo hecho de Guillén como Poeta Nacional de Cuba.

«El estudio que hace Yanetsy —reflexionó Adolfo Silva— tiene también un valor en esta ciudad, donde se presentó el libro, porque es lamentable que en su tierra natal, —como en Cuba— nuestro Nicolás Guillén, que fue un extraordinario periodista, todavía está por definirse; ¿qué lugar jerárquicamente ocupó entre los periodistas cubanos? Solo se infiere por su maestría y legado, no por estudio comparativo—científico de la obra reporteril del Poeta Nacional, que estuvo entre los grandes periodistas cubanos de todo los tiempos», afirmó.



Yahily Hernández Porto

Periodista, corresponsal de Juventud Rebelde.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve + = 15