mail.google.com

Fallas de sinonimia

Foto: Claudia Otazua Polo

Juan Carlos Gil piensa que las peñas de su proyecto MangaQ´ba son encuentros muy informales. Y sin dudas ellas resultan lo más parecido a una reunión de viejos amigos que tiene la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de Camagüey, pero lejos de la informalidad estas citas poseen una dinámica muy bien organizada que opera, eso sí, con una organicidad tremenda.

El observador no puede menos que impresionarse ante la increíble afluencia de muchachos y muchachas interesados en la cultura japonesa que llegan hasta la sala de videos y conferencias Canal 11, todos los martes en la noche. Los encuentros parecen sucederse por generación espontánea, y no sería hiperbólico afirmar que las peñas de MangaQ´ba constituyen las más concurridas de la Asociación, las que cuentan con el público más fiel. Tanto así, que en su edición de esta semana falló el fluido eléctrico y ninguno de ellos se movió de la AHS hasta que no se hizo nuevamente la luz y pudo comenzar la tertulia.

La interactividad y la democracia conforman la naturaleza estas peñas semanales. De acuerdo con Juan Carlos, “la idea es que cada persona que asista traiga cosas relacionadas con la cultura japonesa, las exponga y promueva el debate en torno a eso”. De manera que los participantes no forman una audiencia pasiva que busca allí consumir ofertas artísticas vinculadas a sus intereses particulares por el País del Sol Naciente. Los participantes crean cada propuesta: lo mismo comparten allí un documental, que una serie animada, que sus propias obras, que cierto objeto venido desde Japón.

El proyecto MangaQ´ba de la AHS está integrado por diez amigos; ellos gestionan y coordinan sus peñas que en cambio, le pertenecen al público. A ese público que multiplica el número de amistades, a ese público habitual, interesado e interesante que le da forma y sentido a los encuentros.

Contrario a la creencia generalizada, que apunta hacia los favoritismos solamente masculinos por el anime, varias muchachas se suman a estas citas como prueba de que los gustos e intereses no emanan directa e invariablemente del género.

Juan Carlos recuerda con exactitud la fecha en que nacieron estas citas: el 3 de marzo del 2011. Por entonces se desarrollaban bajo otro nombre y solo tenían como objetivo rodar dibujos manga y aglutinar a las personas que les atrajera esta clase de animación. “Después fue cambiando y maduró hasta lo que hacemos hoy, un espacio más abarcador que persigue estudiar y disfrutar la cultura japonesa en todas sus dimensiones” —apunta este joven.

Además, MangaQ´ba posee un lugar en la Terraza Arte Joven, también en las noches, los primeros y terceros viernes del mes. Por otra parte, a partir del trabajo con la Asociación el proyecto se vinculó con otras instituciones de la cultura como la Casa de la Diversidad Cultural, donde con frecuencia realizan conversatorios sobre temas vinculados a las tradiciones japonesas.

El quehacer de estos asociados trasciende el espacio de sus peñas. En abril, por ejemplo, finalizaron la última edición de Hanami, evento de convocatoria nacional que promueve cultura y valores del Japón. Ahora se unen al trabajo del Centro Provincial de Artes Plásticas para la organización del Salón del Comic de la sexta jornada nacional ARTECOMIC, también única de su tipo en Cuba, y que se efectuará como cada año en Camagüey durante la primera semana del mes de julio.

Junto al realizador Roberto Santos colaboran “a manera de conejillo de indias”, según Juan Carlos, en la producción de un documental acerca de la influencia de la cultura japonesa en la Isla. Para la primera quincena de agosto preparan, como ya es costumbre, la jornada Hiroshima y Nagasaki. El evento, de ediciones anuales y con el nombre japonés de Hazuki No Wa (Agosto de Paz), conmemora como siempre los tristes sucesos nucleares de estas ciudades y en esta ocasión propondrá por vez primera una competencia de Kendo, arte marcial nipón.

Así, en tiempo de vacaciones, esta web volverá entonces a buscar las noticias que generarán las proyecciones de MangaQ´ba, un grupo que no para de crear lazos entre las culturas cubana y japonesa.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× dos = 18