Raúl Pérez Ureta, María A. Borroto y Eldy Baratute, jurado de la muestra central

Entregan premios del XXVII Almacén de la Imagen

Por Claudia Otazua Polo

Fotos: Cortesía de Aymee Amargós

La ausencia de la joven realizadora Jessica Franca en la gala de premiación de la XXVII edición de la muestra audiovisual Almacén de la Imagen, celebrada este sábado en la ciudad de Camagüey, se notó en numerosas ocasiones. Su obra Oculta resultó la más laureada de la noche llevándose dos reconocimientos por especialidades (dirección y dirección de arte), las palmas al mejor corto de ficción y finalmente el gran premio Luces de la ciudad.

El jurado de la muestra central escogió a Oculta por “la apropiación de códigos visuales y narrativos típicos del audiovisual en una historia necesaria y actual que emociona a los públicos, una historia llena de símbolos en la que muchas especialidades confabulan para atrapar al espectador.”

Asimismo, le concedieron un reconocimiento especial al documental El Almacén de la Imagen. Isla de resistencia, del realizador camagüeyano Alberto Santos “por preservar la historia de un evento que alejado de los predios capitalinos realza la labor de los jóvenes realizadores audiovisuales.”

En esta octava edición del pitching La imagen del Almacén y gracias a la colaboración del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), se le entregó financiamiento para su producción a dos obras de creadores de la zona centro-oriental del país, una de ficción y otra de animación. Los elegidos resultaron, en ficción, el proyecto La Víctima, de los camagüeyanos Henry de Armas, Yanara Rodríguez e Ivexy Arencibia; y en animación vencieron los holguineros Liuxander Ricardo, Frank Alpízar y Delio Díaz con Razorback. Para la próxima edición del Almacén se espera ver en primicia estos materiales que tienen en común el dominio del género suspense.

Lea Pintado, directora de comunicaciones del ICAIC y miembro del jurado de este espacio de ejercicio de pitching, anunció además que los realizadores de Razorback tendrán la oportunidad de contar con un estudio de sonido para posproducción en los Estudios de Animación del ICAIC.

En promocionales el premio fue para Yadniel Padrón por el video clip Sweet and big orange hope, Fernando Almeida ganó en el apartado de minicorto con la obra Daños Colaterales y como mejor documental se seleccionó Lecciones de Tai Chi, de Diego Rodríguez.

El corto de ficción El hormiguero (dir. Alan González) recibió una mención en su categoría así como el premio al mejor guion, escrito también por Alan González.

José Armando Amat con el documental Aves del paraíso mereció el premio otorgado en la especialidad de sonido, mientras que Manuel Ojeda Hernández se alzó en fotografía, con esta misma producción.

La música original de Wilma Alba Cal (por el documental Días de diciembre), la edición de Hugo Navarro (por el corto de ficción Game Over) y la animación de Rodolfo Caraballo (por el animado En el café) completan la lista de premios por especialidad.

Entre las instituciones que apoyan el Almacén con la entrega de premios colaterales se encuentra la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, que esta vez confirió un premio especial al joven realizador Miguel Vizoso Consuegra, por la obra Testigos de la Luz, “un documental que retoma planteamientos presentes en el ser humano desde su primer razonamiento.”

En la sala de conciertos José Marín Varona, recién inaugurada en la ciudad, el Quinteto de Cuerdas Santa Cecilia, la pianista Lourdes Cepero, la violinista Yelenis Archival Ávila y la bailarina principal del Ballet de Camagüey (BC) Zara de Miranda dieron toques de clásico refinamiento cultural a la gala de premiaciones en la que además, la AHS entregó un reconocimiento a Regina Balaguer, directora del BC, por los 50 años que esta institución cumplirá el próximo diciembre.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


cuatro × 4 =