Asambleas de base 3er Congreso AHS

En el lente del autoexamen

Texto y foto Yahily Hernández Porto

Camagüey.- Nunca antes en mis 15 años de graduada como periodista en la Universidad de Oriente había visto en un informe tantos premios acumulados, proyectos desarrollados y hasta reconocimientos nacionales e internacionales alcanzados por un grupo de jóvenes artistas, pertenecientes a la sección audiovisuales de la Asociación Hermanos Saíz, en Camagüey.

Quien no sepa mirar más allá de todos los merecidos galardones puede caer en la trampa de que a los muchachos y muchachas ya no les queda nada más por hacer.

Sin embrago, el fuerte debate de los participantes en la cita juvenil demostró que toda obra es perfectible por muy cuantiosa y ambiciosa que sea.

Sin duda muchas son las inconformidades de los asociados, quienes pusieron sobre el tapete una premisa indispensable para el trabajo de esta organización: ¿Qué más hacer para aportar a la vanguardia juvenil de los artistas en Camagüey?

Con un profundo sentido de la responsabilidad el joven Alberto Santos Casas, quien dirige el gustado programa Arte Soy que, cada jueves a las 5:30pm, se trasmite por la televisión local y el cual esta dedicado a promocionar el quehacer artísticos de noveles talentos, se cuestionó que aunque los asociados demandan que su obra sea divulgada y difundida, en ellos resulta contradictorio la apatía cuando se les convoca para la producción y grabación del programa.

¿Podrá haber promoción en la AHS o en cualquier otra institución cultural del país si prevalece la dejadez y el desinterés en los principales protagonistas del proceso cultural?

La reflexión fue el hilo conductor de una asamblea que fue más allá de su informe al hacerse un autoexamen profundo en ¿cuánto más falta por hacer a los asociados desde su impronta y sentido de pertenencia?

El realizador Santos, -quien quedó elegido como presidente de esta sección- señaló otras inconformidades dentro de la Casa del Joven Creador (CJC), sin embrago al ser escuchadas varias de ellas quedaron solucionadas, lo que reveló sin dudas poca comunicación entre las aspiraciones de los artistas con los decisores no solo de la CJC sino de otras instituciones del territorio.

Los participantes aclamaron propuestas excelentes como la de aumentar los espacios de diálogos, intercambios y debates que aporten a la creación como etapa que define la obra del artista, la promoción entre los asociados y sus proyectos para dinamizar el impacto entre creadores y de estos con el público, y para involucrar a muchos en un propósito común, comunicar dentro y fuera de la Casa la obra de sus asociados.

Pero si hubiese un vocablo que definiera lo que más necesitan los integrantes de una sección que rebasa los límites geográficos de esta ciudad, para llegar con fuerza a otras como Nuevitas y Florida me atrevería a afirmar que sería el de «integrar» las propuestas culturales ya no solo la de los muchachos y muchachas de audiovisuales, sino la de todas las secciones de la AHS en los proyectos que hoy definen a esta Casa en Camagüey, como una de las de mayor trabajo cultural de la nación cubana.

Entre las insatisfacciones que deberán encontrar una solución no solo en los decisores de las instituciones culturales del territorio, sino a través del trabajo diario de este colectivo que deberá demandarlas, destacan irrumpir en los medios nacionales y en los espacios que para el disfrute del séptimo arte existen en el Camagüey Legendario.

«Propuestas hay y de gran factura, pero dónde se exhiben, en qué espacios las podemos disfrutar», señaló con gran inconformidad Santos, al tiempo que sumó, «hay que repensar cómo nos promocionamos y la Estrategia de Comunicación de nuestra Casa».

Si un sabor dulce dejó esta cita en quienes estábamos presente fue precisamente que la asamblea no se quedó en la descripción de los problemas, en esta nacieron alternativas que impusieron a la nueva dirección de la sección metas bien altas, pero nunca imposibles. «Hay que organizarnos mejor y penetrar con nuestras producciones los espacios creados por los asociados como Cine en los Barrios, el Café Literario la Comarca y hasta esta Sala de Video, Canal 11 de Televisión, la cual está ávida de una programación elaborada por los noveles realizadores de nuestra Casa», sugirió Santos.



Yahily Hernández Porto

Periodista, corresponsal de Juventud Rebelde.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


seis + 8 =