eLOISA

Eloísa, la primera mujer de la AHS

Por Claudia Otazua Polo

Eloísa Carrera forma parte de la organización de la joven vanguardia artística cubana desde mucho antes de que la Asociación Hermanos Saíz se constituyera, en efecto, como Asociación Hermanos Saíz (AHS). Los tiempos que hoy relatamos bajo la etiqueta pretérita de la Historia de la AHS fueron el presente de otr@s que como ella forjaron esta institución sui generis en medio del panorama social y culturalmente convulso de la Cuba de los años 80.

Por aquel entonces Eloísa, lo mismo que un montón de cuban@s de su edad, acababa de regresar de Moscú con una especialización en Estética y un rosario de inquietudes revolucionarias. Nadie se lo contó, ella estuvo en el Palacio de las Convenciones de La Habana el 18 de octubre de 1986 cuando en el I Encuentro Nacional de Jóvenes Escritores, Artistas y Técnicos de la Cultura decidieron fusionar las antiguas Brigadas Hermanos Saíz y Raúl Gómez García y el Movimiento de la Nueva Trova. Eloísa Carrera asistió así al nacimiento de la Asociación de la que ya nunca consiguió desligarse.

Sintió los dolores dulces del alumbramiento y para 1989, luego de la salida del primer presidente, el pianista Víctor Rodríguez, asumió ella por completo a esa hija que hoy ya rebasa los 30 octubres. Es muy fuerte el lazo de Eloísa con la AHS, posesivo, sobreprotector en el sentido más maternal de la palabra.

Por eso se la ve tan cómoda entre los jóvenes. Hace poco menos de una semana, visitó la filial camagüeyana de la Asociación y antes de iniciar su conversatorio con la audiencia de muchach@s congregados para escucharla hizo una advertencia que delata la cercana relación de la Miembro de Honor con su Casa: “lo que no puedo dejar de hacer hoy es hablar de Armando. Quiero compartir mis recuerdos sobre él con ustedes que son mi familia.”

Eloísa pasó unas cuatro horas hablando de su Armando. El encuentro con l@s camagüeyan@s fue, sí, una plática sobre el amor. No hay visos de tristeza en sus ojos cuando habla de Hart el luchador clandestino, nostalgia quizás cuando se refiere al Hart Ministro de Cultura, y pasión y orgullo arrollador cuando convierte en discurso la vida que compartieron juntos.

Yo estoy tan agradecida de que me haya hecho su esposa, su compañera. Armando supo hacerlo todo para que yo viviera plena y feliz, supo dejarme llena de proyectos para que jamás me aburriera”-dice Eloísa en un regalo de confidencia.

Tres meses han pasado desde que la noticia del fallecimiento de Armando Hart Dávalos conmocionara los medios. “En esos días que se fue Fidel, yo miraba a Armando y sabía que el final estaba cerca”- revela ella. Mas Armando ha sido una presencia tan constante en su vida que no van a ser estos los días en los que lo dejará ir.

No estoy desconsolada. Mis lágrimas no son el mejor tributo para Armando”-afirma con convicción. Su mejor tributo es dejarnos ver a Hart a través de sus ojos, develarnos todos esos logros que la modestia del intelectual guardó de la plaza pública mientras estuvo en este mundo. Su mejor tributo está en la mirada que se enciende cuando nos cuenta que una biblioteca pública en Tamaulipas, allá en México, lleva el nombre de Armando Hart Dávalos porque los obreros sindicalistas deseaban homenajear con ello al entonces intelectual vivo más prominente. Con Edgar Morin, nada más y nada menos, compitió Hart en la votación.

Eloísa Carrera, es una mujer intelectual que por humildad omite mencionar su Premio Iberoamericano de la Crítica y su Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba. Eloísa Carrera, la primera presidenta de la AHS es una mujer que se ha entregado de lleno al proyecto de sociedad en el que cree, una mujer enamorada para siempre del hombre al que consagra su vida. Eloísa, como usted que lee, como yo que escribo, es, a fin de cuentas, una mujer que ama.




4 thoughts on “Eloísa, la primera mujer de la AHS

  1. Onexis De La Vega Santana

    La Asociación Hermanos Saíz tubo el placer de recibir la bicita de Eloísa Carrera la cual forma parte de la organización de la joven vanguardia artística cubana , ella junto a otros jobenes estuvo en el Palacio de las Convenciones de La Habana el 18 de octubre de 1986 cuando en el I Encuentro Nacional de Jóvenes Escritores, Artistas y Técnicos de la Cultura decidieron fusionar las antiguas Brigadas Hermanos Saíz y Raúl Gómez García y el Movimiento de la Nueva Trova.

    Responder
  2. Adrian Boffill

    En la piel de esa noche mágica en la que Eloisa Carreras nos compartío los recuerdos y andanzas de su amor revolucionario y humano por Armando Hart me di cuenta que la presencia de la revolucionaridad en la cultura del cubano es tan fuerte como los cimientos del mejor edificio.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


1 × = ocho