images

El rostro cultural de una feria, también de jóvenes

yahily@juventudrebelde.cu

Foto Cortesía de la editorial Ácana

Camagüey-. Mucho se ha hablado en estos predios de una Feria Internacional del Libro que inició en el país con altibajos. Más el empeño e integración de la red de instituciones de la cultura en esta ciudad legendaria, ávida de libros, de consumir lectura, aseguran una
fiesta artístico-cultural que aglutina en esta geografía a más de 500 artistas de todas las disciplinas del arte, encargados de sostener las más de cien actividades en plazas, parques y en once comunidades distantes de la capital lugareña.

Ambicioso ha sido el programa de este acontecimiento cultural en la Tierra de los Tinajones, a desarrollarse del 6 al 10 de abril en las áreas aledañas del legendario Casino Campestre. La fiesta de la literatura, sin duda alguna, mueve multitudes en estos lares, y los organizadores a pesar de las limitaciones de recursos se han propuesto llegar hasta el distante municipio de Guáimaro, como regalo especial a sus festejos fundacionales, y a otras 60 instituciones agramontinas, en las cuales destacan los centros educacionales, de gran concentración de jóvenes y adolescentes.

La dra. Olga García Yero, asesora del evento cultural y prestigiosa investigadora y escritora cubana, afirmó: «La Feria es el rostro de la cultura de la provincia». En su afirmación se concentra el reto de esta vigésima quinta edición.

Y es que aunque el Casino Campestre es el recinto principal, junto a la librería del Centro Cultural Recreativo Casino (antigua SEPMI), se suman para asumir la gran hazaña literaria los jóvenes de la Casa del Joven Creador, la librería Antonio Suárez, ubicada en la Calle Maceo, la Ateneo Viet-Nam, de la céntrica calle República, y también la Unión de
Escritores y Artistas de Cuba, la Universidad de Camagüey y la de Ciencias Médicas.

NOVEDADES DE ÁCANA

Mientras sellos territoriales editoriales de otras regiones del país exhiben una muy reducida propuesta de libros, Ácana, la editora principeña, se luce nuevamente con 12 títulos, a los cuales se suman los tres recientes premios Puerta de Papel, por la calidad de la edición, la composición y el diseño: “Camagüey en la música. Selección de partituras”; “Gimnasia de la Incertidumbre”, y “Calles y callejones del Camagüey. Entre la leyenda y la historia”.

Entre las propuestas del sello agramontino se espera con agrado dos libros que denotan autenticidad, mientras el sabor y la sazón de la cocina cubana—camagüeyana invade la lectura: “Sabor y saber”, es la propuesta de Frank Rodríguez Pino, quien sugiere exquisitas variedades de platos e interesantes datos históricos y culturales sobre sus orígenes, procedencia, ingredientes, propiedades y valores nutricionales. Otro aspecto que dignifica este aderezado texto son las reseñas de algunos gustos culinarios de personalidades de la historia cubana.

“Sabores del patio. Recetas del Camagüey y otros derroteros”, concebido por la escritora García Yero, reúne propuestas de la cultura culinaria, en primer lugar de la región agramontina, cuya tradición nutricional es mucho más amplia y compleja de lo que se piensa y conoce; expresiones de un arte que se integra a la cultura cubana e información detallada de cómo la cocina regional ha venido transculturándose con aportes de otras regiones. Su prólogo, joya de Sabores del patio…, indaga en las relaciones entre tradición culinaria
nacional y literatura cubana.

“Pensar la cultura en cubano” es otro de los regalos de esta escritora, el cual trasciende los muros geográficos del Camagüey, porque a través de su mirada aguda y profunda vuelve al pasado y con atención resuelve indagar nuevamente sobre la cultura nacional desde un análisis crítico, oportuno y ético. En su relectura, García Yero quiere abrir nuevas maneras y propone posibilidades para un análisis actual sobre la conformación cultural
de Cuba y el cubano.

Otros de los empeños de la escritora García Yero es “Género y escritura. Seis calas en la expresión artística femenina”. El texto indaga, desde una originalidad absoluta, sobre los libros de viaje de la autora camagüeyana Gertrudis Gómez de Avellaneda, zona poco conocida
de su abundante obra. A la vez se ocupa de una serie de coordenadas literarias de la expresión femenina nacional en el siglo XX.

De Tomás Fernández Robaina es “Antología del pensamiento antirracista”, libro que salva del olvido casi absoluto a importantes intelectuales que se han manifestado contra la discriminación racial desde la colonia hasta la actualidad. Y ese es su aporte, pues este título, su contenido, le hacía mucha falta a esta tierra mestiza, porque este flagelo ha dañado a la sociedad cubana. “Antología del pensamiento…” se convierte en un instrumento para enfrentar este mal con valentía, porque a la vez dialoga con una temática a la cual no se puede ignorar.

En tanto “Mentiras piadosas” es una curiosidad editorial, pues la compilación de cuentos realizada por Odalis Calderín y Mayelín Portales, está escrita precisamente por niños, quienes no solo dejan entrever su inagotable imaginación, sino que sus preocupaciones por el
mundo que les rodea también están reflejadas en las páginas de este libro. La amistad, el amor, la separación y hasta la economía, son solo algunos de los temas planteados por los pequeños autores a través de divertidas aventuras y ocurrencias que envuelven al texto en un atractivo inimaginable.

Igual de interesante es la propuesta de Alberto Rodríguez Copa: “Última partida del Pequeño Príncipe”, premio Emilio Ballagas 2013. En sus muy atractivas páginas se buscan y encuentra el verso y la prosa, la aventura y la sorpresa, el azar y el suspenso, lo risueño y lo trágico; pero por encima de todo, se abraza la verdad como suprema cualidad, donde el amor guía todo el maravillado mundo de este texto.

“Capricho habanero”, de Alberto Garrandés, es una novela que concilia pretérito y futuro, y se presenta ahora en su edición definitiva. En ella todo está marcado por los signos de la aventura y lo desconocido.Entre el pasado (julio de 1996) y el porvenir (octubre de 2027) hay pasadizos estrechos, llenos de obstáculos, alucinaciones y fantasmas.

Igual de «absurda», pero atrayente son los relatos de “Dos pingüé y otros delitos comunes”, de Lorenzo Lunar, texto donde se inserta la más moderna tendencia del policial iberoamericano, el cual narra historias de hombres simples cuyas vidas pudieron ser apacibles. Mediante recursos como el humor negro y el sarcasmo, se le entrega al lector un universo matizado por el código de hombría, las obsesiones, los desencantos, y la resistencia.

“Un soplo de niebla en la llanura”, de Mariem Gómez Chacour, es la posibilidad de que el lector se asome a personajes y a hechos de un pueblo —el suyo; Cascorro—, que nos seducen porque están muy bien contados, y porque anticipan las mil y una historias posibles en otros
pueblos de la geografía cubana. «Ella nos propone —según la crítica especializada de la investigadora María Antonia Borroto Trujillo— otro ralenti: el de la observación y la memoria; pero, sobre todo, su conversión en buena prosa. … Es la sustancia de la obra propia: esta es reverencia y afianzamiento de la tradición, de las historias que nos llegan, tejidas por las sabias palabras de los abuelos y aprehendidas cual segunda piel».

La exquisita investigación de la joven profesora de ballet Marlen Moreno Lantigua: “Fernando Alonso. Su ideario pedagógico”, asume el reto de desbrozar el camino para acercarnos al ideario pedagógico del maestro Fernando Alonso Rayneri (1914-2013), porque considera «un deber como profesional de este arte contribuir a salvar su maravilloso
legado». La autora propone además un recorrido por las diversas corrientes de pensamiento que influyeron en la concepción pedagógica del maestro, para finalmente introducirnos en el vasto universo intelectual de uno de los más grandes creadores de la escuela cubana
de ballet.

La lírica de “Las cifras de otro cuerpo”, de Rubén Faílde Braña, aunque aborda tópicos recurrentes en la poesía universal como el amor o el tiempo, esta vez la intimidad conque los revela es su diferencia; el secreto para contarnos que el cuerpo del que habla no es solamente el humano, sino de todo aquello que lo posee. El erotismo y el deseo son premisa para desandar el libro a través de una naturaleza viva, que recrea el autor en imágenes compartidas.

Y “Cuadernos de historia principeña 13”, compilación de Elda Cento Gómez, Premio Nacional de Historia 2015, a quien la feria dedica especial reconocimiento por su galardón en el pasado año, posee una gran aceptación, no solo entre especialistas, sino de un público lector múltiple y heterogéneo de toda la Isla. Algunos «coleccionistas» los atesoran convencidos de que acumulan ya una enciclopedia en sus minibibliotecas.

MÁS ALLÁ DEL RECINTO FERIAL

Pero el acontecimiento aquí no se conforma con presentaciones de libros, sino que ha incluido un diverso y profundo debate teórico, donde se destacan temáticas como la cuestión racial y la historiografía cubana. Y a la dedicatoria nacional se incluye a la escritora Lina de Feria, al etnólogo Rogelio Martínez Furé y a la República Oriental del
Uruguay.

Los más pequeños de casa esta vez gozarán de lo lindo con el muy esperado Pabellón Infantil, dondee se presentarán los libros dedicados a los príncipes enanos, junto a los narradores orales de Catalejo de Cuentos; Liudmila Pardillo cantará para los pequeños, el
proyecto de muñequería Carsueños estará como plato fuerte con sus coloridas ofertas, y además el gran concurso de disfraces de personajes de la literatura infantil para el día 10, sellará la jornada.



Yahily Hernández Porto

Periodista, corresponsal de Juventud Rebelde.


2 thoughts on “El rostro cultural de una feria, también de jóvenes

  1. Yunielkis Naranjo Guerra

    La Asociación Hermanos Saíz agradece al Centro Provincial del Libro y la Literatura, a la Editorial Ácana y a la Subdirección Técnico Artística de la Dirección Provincial de Cultura, por el apoyo financiero que le brindó a la organización en esta feria, debido a que sin éste la AHS no hubiera podido llevar a cabo su espacio: “La Carpa de la Reina”, que a pesar de no contar con una carpa tuvo gran aceptación del público.
    La AHS no contaba con presupuesto para hacer actividad alguna debido a la reducción del 59,3 % de presupuesto en el 2016, año que celebra su XXX Aniversario.

    Responder
  2. Anabel

    La Feria del Libro en nuestra provincia es un evento cultural de gran magnitud donde ancianos, jovenes, niños pueden apreciar y adquirir lo mas novedoso de la literatura cubana. Desde el lugar que me toca, puedo decir, que a pesar de no haber tenido carpa este año, como decia nuestro presidente de la AHS Yunielkis Naranjo, coincido con su criterio de que la asociacion se mantuvo con su espacio ¨La Carpa de la Reina¨ ofreciendole al publico un variado y excelente cumulo de actividades, las cuales fueron bien recibidas por los presentes y me uno a su agradecimiento a aquellas personas e instituciones culturales que dieron su apoyo para que la AHS pudiera realizar su espacio anual mencionado anteriormente. Y por supuesto a los trabajodores de la asociacion por estar al tanto de que todo saliera bien y llegara al publico con la calidad que merece.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres − = 0