mail.google.com

El regalo del trabajo Entregarán por cuarto año consecutivo la condición de Vanguardia Nacional al colectivo de la Casa del Joven Creador de Camagüey

El Eslabón, espacio habitual de las noches de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de Camagüey, incluirá el próximo día 16 un acontecimiento de profunda significación para todos los trabajadores de la Casa del Joven Creador de esta filial agramontina.

El tercer jueves del presente mes, en medio de esa peña donde los estudiantes de las escuelas de arte exhiben sus numerosos talentos para el público, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura entregará, por cuarta ocasión consecutiva, la bandera que acredita al colectivo de la Casa con la condición de Vanguardia Nacional en el año 2015.

Fue en el 2012 cuando los trabajadores de aquí recibieron por vez primera tal insignia, a la par símbolo y reconocimiento a las largas jornadas dedicadas a este lugar y a esta organización del arte joven, donde la mayoría de ellos pasa más tiempo que en sus propios hogares. Por eso a nadie extraña que el enraizado sentido de pertenencia del colectivo de la Casa sea la motivación principal para no perder el mérito de saberse vanguardias.

La Casa del Joven Creador de esta central provincia es la única del país que recibe esta condición, lo cual, al decir de Yunielkis Naranjo Guerra, presidente de la AHS de Camagüey, “es el resultado de la labor conjunta entre esta y la Asociación, para abrir las puertas de la recreación y la cultura. Nos llena de orgullo —agregó— y a la vez nos impulsa a seguir trabajando, a mantenernos como referencia con una programación cultural balanceada, con los diferentes eventos que desarrollamos con el único objetivo de promover la creación joven”.

En cambio, en medio del júbilo se alza una preocupación importante para este 2016: las condiciones para continuar con la condición de Colectivo Vanguardia Nacional exigen mantener o superar el ritmo de actividades que realiza la Casa, y lamentablemente, unido a la voluntad de hacer que tiene el personal aquí, se necesita un respaldo financiero indispensable con el que no se cuenta este año, después de la reducción considerable de un 59,3 por ciento del presupuesto de la institución.

“El compromiso y el deseo de continuar en la vanguardia lo tenemos —ratificó Yunielkis—; si lográramos conservar la bandera otro año más sería el mejor regalo que le daríamos a nuestro Comandante Fidel por su cumpleaños 90”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


siete − = 4